• Portada
  • U. de Chile
  • Contacto
  • Webmail
  • U-Cursos
  • Personas
  • Sitios web (A-Z)
  • RSS

Presentación

Nueva Facultad de Artes de la Universidad de Chile para el siglo XXI

Presentación

La Facultad de Artes de nuestra Universidad es la portadora de una larga tradición republicana del cultivo y promoción de las artes en Chile desde los albores de nuestra República. Hoy, luego de innumerables cambios de estructura que la misma Universidad ha generado en relación a las circunstancias que cada época demanda, la comunidad de la Facultad de Artes, integrada por sus Académicos, Funcionarios No Académicos, Estudiantes y Egresados presentan ante la Universidad este proyecto de renovación, estabilización y proyección sustentable e innovadora de nuestra Unidad Académica, de acuerdo a los nuevos requerimientos de la sociedad, de nuestra propia Universidad y del contexto internacional en el que estamos insertos.

Por distintas razones, algunas de ellas de carácter histórico y otras de políticas artísticas culturales, la Facultad de Artes y en general las artes en la Universidad de Chile, se han visto gravemente dañadas en los últimos 45 años. A consecuencia de esta situación, el presupuesto ha sufrido una importante disminución, lo que ha significado la imposibilidad de renovar equipamiento artístico y tecnológico, indispensable para el desarrollo de las disciplinas en la época actual. De hecho, este equipamiento se encuentra seriamente deteriorado debido a los años de uso y con el presupuesto actual no existe posibilidad de renovación a corto plazo De igual forma existen problemas de infraestructura y de masa crítica para cumplir con las labores académicas propias de una Facultad y he ahí la necesidad esencial de presentar este proyecto, pues, en estas condiciones se hace muy difícil seguir formando artistas para nuestro país y nos imposibilita cumplir con nuestra misión histórica y cultural al no poder concretar nuestros planes de desarrollo.

En este primer documento, hemos querido incorporar la mayor cantidad de voces e interlocutores locales de manera de propender a una permanente participación de la comunidad en torno a este importante proyecto. No obstante aquello, hemos preferido esta vez hacer llegar un documento preliminar que permita una discusión ulterior con la comunidad, una vez que tengamos una primera visión entre las autoridades de la Universidad y este Decanato con su equipo directivo. Creemos esencial que todo el proceso se realice permanentemente en un marco de consulta y de colaboración triestamental.

Los insumos para esta propuesta provienen de una serie de compromisos institucionales, grupos de trabajo y mesas técnicas, que cumpliendo las obligaciones mandatadas por la Universidad y por la Facultad, han emanado un conjunto de documentos que se orientan a proyectar política e institucionalmente a la Facultad de Artes. En primer lugar, el Proyecto de Desarrollo Institucional (PDI) de la Facultad para los años 2016-2021, nos proporciona los objetivos estratégicos que dan sustento a una nueva Facultad de Artes. Como consecuencia del mismo PDI, la Mesa de Desarrollo Integral (MDI) de la Facultad de Artes generó un documento de propuesta de nueva estructura para la comprensión del funcionamiento académico, docente y administrativo de nuestra unidad en consonancia con su estabilidad presupuestaria. En tercer lugar, la Facultad elaboró un documento de política académica como fundamento para la toma de decisiones respecto de la organización de las jornadas académicas, con el fin de resguardar el cumplimiento de las funciones de docencia, investigación, creación, extensión, vinculación con el medio y gestión. En cuarto lugar, el anteproyecto de VM39 (aprobado por consejo de facultad y respaldado por rectoría), permite vislumbrar el compromiso de la rectoría con el desarrollo de las artes al interior de la universidad a través de la disposición de un espacio para el desarrollo y extensión de las funciones académicas de creación, investigación y docencia de postgrado. Otro insumo relevante en este sentido, es el Anteproyecto Arquitectónico de la Facultad de Artes realizado en el año 2014/15 por una Comisión mixta de nuestra Facultad y el Centro de Proyectos Externos de la FAU como una posible respuesta a las necesidades de la Facultad, en diálogo con lo señalado en cada uno de los documentos anteriores.

En consecuencia, y como aporte al proyecto que estamos presentando, debemos mencionar que cada uno de los departamentos está en proceso de elaboración de sus propios PDI, lo que es una clara señal de la discusión que a nivel de toda la Facultad se está desarrollando en virtud de proponer lineamientos disciplinares e institucionales con perspectiva de cinco a diez años.
Finalmente, en un cuadro general de nuevas políticas de desarrollo de ésta Facultad, este Decanto ha definido una serie de lineamientos que desarrollaremos en las siguientes áreas:

  • Creación de un trabajo integral en torno a la Educación Artística.
  • Creación de un nuevo programa de Doctorado en Artes.
  • Definición y validación acabada de la función académica de creación artística y del concepto de investigación en artes.

Contexto actual de la Facultad de Artes

La Facultad de Artes ha podido tener una vida relativamente saludable, en lo artístico, en lo académico y en lo financiero, pero sin poder emprender nunca un rumbo determinado por una estrategia propia que permita proyectarla hacia una situación medianamente ideal y mucho menos sustentable debido a nuestras propias debilidades internas y a las restricciones presupuestarias y el trato poco claro que ha tenido por su parte para con la Facultad la propia Universidad a lo largo de las últimas décadas.

Las amenazas que siempre hemos tenido, han generado finalmente la situación actual deficitaria. Las sucesivas administraciones de Decanato, de al menos los últimos veintitrés años pudieron manejar una Facultad que, se sabía, no podría ser sustentable en el futuro cercano. Y así fue. A partir de 2016 nuestra Facultad generó un déficit que recién este año 2018 se ha podido controlar. Los sucesivos diagnósticos (Senado, Informe Cáceres, MDI) señalaron certeramente razones multi-sistémicas que no permitían sostener una unidad académica sólida y al mismo tiempo renovada. Por otra parte, las restricciones presupuestarias no han permitido proyectar un cuerpo académico que, en sus distintas disciplinas, pueda solventar los requerimientos propios de la docencia, la investigación, la creación artística y la gestión.

Así, hoy tenemos el compromiso de sostener los Museos (MAC y MAPA) con recursos que no permiten un verdadero proyecto artístico. La Universidad por su parte y en diálogo directo con los Directores de dichos organismos, ha realizado aportes extraordinarios en un marco poco orgánico y sin una mirada estratégica de largo plazo.

Tenemos Departamentos que no tienen la masa crítica suficiente para su desarrollo académico. El más nuevo, Sonido, con el compromiso inmediato de completar la masa crítica mínima requerida de 12 JCE. A ello se suman Teatro, Danza y Teoría de las Artes, que no resisten más tiempo en su actual situación deficitaria de JCE. Quizás esto es lo más apremiante. Si queremos generar un verdadero nuevo proyecto de Facultad de Artes del siglo XXI, la situación se vuelve evidentemente muchísimo más dramática pues ninguna de las unidades ni organismos de nuestra Facultad están en una situación ideal para emprender dicho proyecto.

A pesar de todo ello, nuestra Facultad, fundamentalmente en la administración anterior, realizó importantes esfuerzos por empezar a ordenar esta situación, controlar el déficit y generar asimismo medidas tendientes a incorporar nuevas fuentes de ingreso, por medio de la creación de nuevos programas y diplomados y el incremento de aranceles para carreras que están lejos de su costo real de implementación, entre muchas otras medidas.

A mi entender hay cuestiones que no son congruentes por parte de la Universidad. En 1987, se crea el Centro de Extensión Artística y Cultural, que luego de muchos avatares goza hoy de una buena salud financiera pero, al mismo tiempo, dista mucho de ser un organismo que responda a las lógicas colegiadas de la Universidad al ser un Centro de Extensión Artística sin vínculo formal alguno con el principal organismo encargado de la extensión dentro de nuestra Universidad (Vexcom) ni con el principal organismo vinculado al Arte (nuestra Facultad). En este contexto es incomprensible la desigualdad de trato de la Universidad entre el CEAC y organismos como el MAC, MAPA o el TNCH considerando que todos realizan actividades de "interés nacional". Un ejemplo radical de esto es que debido a este trato desigual el TNCH perdió su cuerpo estable de actores que sería el equivalente a que el BANCH dejara de existir"

Nuestra Facultad necesita una mirada nueva desde otro ángulo, una verdadera intención de dotarla de lo que necesita para su desarrollo y por cierto para cumplir con su misión institucional, para con nuestra ciudadanía y hoy además, de cara a la comunidad internacional.

Oportunidades

En la actualidad, la Universidad y por cierto nuestra Facultad, cuenta con una gran cantidad de proyectos en curso, lo que hace ver una clara tendencia a invertir en un desarrollo académico que le dé sustentabilidad, liderazgo y proyección. Si bien no en todas ellas la Facultad ha sido directamente convocada, creo que es importante destacarlas todas en el entendido que aún son parte de las conversaciones preliminares que podrían generar un vínculo y una acción concreta de esta Facultad. A nuestro entender ésta son:

  • Proyecto de Vicuña Mackenna 39 (ya asignado a la Facultad de Artes)
  • Proyecto de Vicuña Mackenna 20
  • Proyecto de Torre Villavicencio
  • Proyecto de Laguna Carén
  • Proyecto de Refugio Farellones como posible Campus de la Universidad
  • Situación posible de uso del Palacio Matte

De todos los proyectos o espacios mencionados, ésta Facultad ha recibido una designación directa de Rectoría para hacerse cargo del proyecto de Vicuña Mackenna 39, para lo cual, una comisión multidisciplinaria de la Facultad presentó un modelo denominado "Espacio de Arte" como propuesta para este nuevo lugar de la Facultad de Artes.

Todos los demás son sólo posibilidades, sobre las cuales no hay aún ninguna formalidad al respecto.

Desafíos

La Facultad de Artes cuenta hoy con un total de 183 Académicos con un total de 109,5 JCE (Jornadas Completas Equivalentes) distribuidas en sus seis Departamentos académicos. Los nuevos programas que han sido establecidos desde la innovación curricular, han obligado a contar con mayor cantidad de horas docentes, lo que ha obligado a una gran cantidad de contrataciones por horas en régimen de convenio a honorarios. A ello se suman jornadas que paulatinamente se han perdido por razones presupuestarias deficitarias o al menos al borde de ello.
De ésta forma hoy nuestra Facultad tiene un déficit estructural de recursos humanos que asciende a 53 JCE para lograr un régimen de funcionamiento normal y con contrataciones en regla. Si desagregamos estas jornadas, el panorama por Departamento es el siguiente:

  • Artes Visuales: 10 JCE
  • Danza: 5 JCE
  • Música: 10 JCE
  • Sonido: 12 JCE
  • Teatro: 12 JCE
  • Teoría de las Artes: 4 JCE

Un proyecto integral para el siglo XXI

I. Proponemos generar un proceso de actualización disciplinar en todas las unidades que conforman nuestra Facultad por medio de la realización de Planes de Desarrollo Institucional por Departamento, con el fin de evaluar la vigencia de los programas actuales y de la generación de nuevos grados y titulaciones que dialoguen con el estado actual de todas las manifestaciones artísticas, de las necesidades culturales del país y con el desarrollo y legitimación de las prácticas artísticas y de la investigación en artes. En concordancia con lo anterior, consideramos prioritaria la creación de un Doctorado en Artes que permita la consolidación de: a) investigación en metodologías de creación artística disciplinar e interdisciplinar; b) investigación en torno a obras y creaciones de acuerdo a prácticas artísticas concretas, que permitan establecer poéticas y teorías sobre la creación artística nacional y latinoamericana; c) investigación que vincule las artes con otras áreas del conocimiento como medicina, ciencias, humanidades, educación, entre otras.

Del mismo modo, iniciaremos la reflexión práctica, por medio de una mesa técnica de facultad, en relación a la Educación Artística, asumiendo la responsabilidad de dar respuesta a una demanda nacional en torno a esta área. El diagnóstico del país al respecto obliga a una institución como la Universidad de Chile responsabilizarse de la formación en artes por medios formales e informales. Los datos señalan que en el sistema municipal el 79% de los profesores y en el sistema particular subvencionado el 47% de los docentes que imparten estas asignaturas no tienen la especialidad, es decir, al menos la mitad de los profesores que educan en las áreas artísticas en los colegios donde asiste el 90% de los niños, niñas y jóvenes chilenos no se han preparado didácticamente, ni disciplinariamente para impartir clases en estas áreas.

De esta forma, si hacemos radiografía a la educación chilena que recibe financiamiento público, encontraremos la siguiente caracterización del rol del arte en su proyecto educativo: escasa valoración del arte en el sistema escolar, precariedad en la formación artística de los docentes, enfoque de Educación artística con foco en las destrezas (no en habilidades, ni en la apreciación, ni en la dimensión expresiva y el goce estético), exigua capacidad de uso de los recursos didácticos y que no se identifica ni promueve la posibilidad de trabajo con los espacios culturales (recursos de Enseñanza – Aprendizaje limitados). (Concha, Lilia. 2016)

En este sentido, creemos necesario promover institucionalmente una reflexión y una respuesta concreta a este tema, propiciando espacios para la generación de reflexión en didácticas de las artes (generales y por disciplinas), proyectando profesionalmente a nuestros egresados y ampliando la masa crítica académica en esta materia.
Consecuentemente, se requiere concretar las actividades que se proyectan en el Espacio de Arte de VM39 como un lugar donde realizar diferentes dimensiones de la actividad académica: Creación Artística, Investigación, Docencia, Extensión y Vinculación con el Medio y Administración. El clasificar la proyección por dimensiones no implica bordes rígidos, ya que una misma actividad puede cruzar varias. Como denominador común, se propone que las actividades del espacio deben ser de borde; experimentales, de exploración, interdisciplinarias, transdisciplinarias y transversales. Lo experimental no es necesariamente el objeto de estudio, sino la metodología y aproximación mediante la investigación y/o creación artística. El proyecto arquitectónico debe ser consecuente y nutrirse de la suma de estas actividades. Por lo anterior, se concibe como un espacio de tránsito en el cual participan iniciativas de investigación-creación de la Facultad de Artes y externas, y con las cuales también dialoguen los centros extensionales y escuelas a través de proyectos propios o colegiados con aquellas iniciativas, tal como se detalla a continuación.

Creación Artística

La Facultad de Artes de la Universidad de Chile tiene una diversa gama de campos de acción desde donde emerge la Creación Artística de sus académicas/os. Diferentes expresiones creativas aparecidas en los últimos años dentro la Universidad, han instalado la idea de transversalidad como factor estratégico en el quehacer académico.

La Facultad de Artes se ha hecho eco de esto, señalando que éste es un desafío a corto plazo, el poder consolidar el intercambio entre disciplinas. La Facultad de Artes se ha adscrito a la definición de Creación Artística cuya meta es proyectar el ejercicio de la práctica artística en un alto nivel, que se enfrente a las dimensiones de la crítica como también la discusión abierta, lo que conlleva una aproximación hacia la expresión pública y cuerpo común al conjunto de nuestras prácticas, procesos y realizaciones, que deben ser comprendidos a partir de un desarrollo cada vez más integral y transversal, así como de un anudamiento cada vez mayor entre la investigación, la creación y la difusión.

De igual forma, cabe mencionar la dimensión reflexiva generada en los procesos de producción y recepción de las disciplinas artísticas; factor fundamental para alcanzar el objetivo de una formación transversal que se convertirá en el sello universitario de la educación superior. De lo anterior se desprenden una serie de acciones necesarias para fomentar, provocar y proyectar el Espacio de Arte, alguna de las cuales son: Residencias; Laboratorios y Talleres; Documentación; Muestras, entre otras.

Investigación

La investigación en el campo de las artes manifiesta una heterogeneidad marcada de objetos de estudios, de procedimientos de investigación y de modalidades de comunicación que se pueden resumir en al menos tres modelos de investigación derivados de prácticas reflexivas de investigación académica:

a) Investigación teórica e histórica en el campo del arte y la estética, por disciplinas y campos amplios del saber.
b) Investigación vinculada a realizaciones artísticas con generación de productos de investigación diferenciados de la obra.
c) Investigación de procesos con relevancia en las metodologías de creación.

Esta diversidad da cuenta de la productividad particular de académicas/os, como también de la organización de grupos de estudio en torno a trabajos disciplinares e interdisciplinares. En este sentido, la orientación de la Facultad de Artes, asumiendo los modos propios de trabajo de los académicos, ha sido la de propiciar instancias de intercambio de saberes, la visibilización de metodologías y procesos de creación, y la legitimación de modelos diversos de comunicación de estos trabajos, con el fin de consolidar la generación de conocimiento a partir de las artes, su vinculación con el campo cultural nacional y su relación y articulación con otros ámbitos del saber.

Con el afán de proyectar la creación de un Espacio de Arte es que debemos considerar la singularidad de la investigación en el campo de las artes, sus necesidades específicas para ser desarrollada y estrategias de trabajo respaldadas institucionalmente con fines de relevar su importancia tanto al interior de la universidad como en diálogo con las artes y la cultura nacional. Por esto, es que las acciones diseñadas para este proyecto apuntan a propiciar espacios para: la investigación, el archivo y la documentación con fines de resguardar el patrimonio de la Facultad; la conservación y el estudio de la diversidad de archivos y colecciones patrimoniales de la Facultad de Artes; el desarrollo de residencias de investigación documental y en obra, a nivel disciplinar e interdisciplinar; la realización de seminarios, conferencias y encuentros de investigación en Artes; la implementación de laboratorios y talleres de investigación experimental vinculada a procesos creativos; la actualización pedagógica de procesos de investigación vinculados a cursos de pre y postgrados y a cursos de especialización.

Extensión y vinculación con el medio

La visibilidad y relación con el medio que presenta la ubicación geográfica de este edificio tiene implicancias de gran interés para la Facultad de Artes en su conjunto. Es de vital importancia que las actividades proyectadas en los distintos espacios del edificio consideren una dimensión extensional y de vinculación con el medio. Se propone como objetivo que VM39 tenga un rol como vitrina y puente articulador bidireccional entre la comunidad de la Facultad de Artes y la sociedad. Actividades de formación de audiencias, de residencias que problematicen la relación del arte con audiencias, utilización de espacios públicos y de interface del edificio (ej. proyecciones al aire libre, instalaciones urbanas) para conectar con audiencias son algunas posibilidades que ofrece este proyecto. En este aspecto, se considera vital la relación con otros actores importantes del barrio, tales como VM20, CEAC, GAM y especialmente con el museo Violeta Parra y la embajada de Argentina.


Por otra parte, en el entendido que la Creación y la Investigación universitarias son actividades indisociables de su proyección y voluntad de incidencia en el medio social, la Extensión debe constituirse en un área de rango académico que articule y promueva toda actividad de carácter disciplinar y transversal desde el análisis e investigación de los distintos modos de inserción, evaluando su impacto y relevancia en las distintas capas de la sociedad.

Debe constituirse además en un ente activo en el fortalecimiento y profundización de relaciones académicas orgánicas con los principales Centros Extensionales de Facultad, esto es, proponer acciones y políticas que vinculen directamente por ejemplo estudios de postgrado, existentes y por desarrollar en sus niveles de magister, doctorado y postítulo con la actividad curatorial y acerbo patrimonial del MAPA, MAC, y Teatro Nacional Chileno, estrechando a su vez el diálogo y presencia académica con los distintos Departamentos que constituyen nuestros espacios esenciales de conocimiento.

Por otra parte la creación e investigación de Facultad agrupada en distintos núcleos y centros requiere mayor y constante visibilización para constituirse en referentes críticos y activos de la actividad artística nacional. Por ello la Extensión de Facultad tendrá la misión de proveer las plataformas necesarias para su proyección articulada, identitaria, eficiente y constante a la comunidad, en primer lugar mediante la restructuración de su plataforma web entendida como espacio generador y registro organizado de contenidos, y luego mediante el fortalecimiento de nuestras políticas editoriales centralizadas con la creación de nuevas líneas de publicaciones de carácter transversal (nuestra producción editorial en los últimos años ha sido de 50 títulos) y el aseguramiento de su distribución en los circuitos que le sean pertinentes, desde los académicos universitarios tradicionales hasta los ámbitos municipales y redes escolares.

Apuntando en esta dirección se hace fundamental ahondar el vínculo de trabajo formal y participación constante con la Editorial Universitaria en los planos de distribución y coedición, proceso que este decanato ya ha iniciado. En este sentido queremos constituirnos también en un agente relevante de la revitalización y presencia de dicha Editorial que es un hito en la historia del desarrollo cultural de nuestro país.

Docencia

VM39 presenta oportunidades para acoger actividades de docencia que requieran de espacios para desarrollar cursos transversales y de integración entre disciplinas, cursos experimentales de creación de nuevas metodologías de enseñanza para las artes y un espacio para que estudiantes puedan realizar talleres y exhibiciones de obra. La innovación curricular adoptada por la Facultad de Artes debe encontrar en este espacio una cabida especial para acoger los cursos innovadores que incorporan talleres y muestras de estudiantes. Cursos de postgrado y extensionales deben tener una participación protagónica en el espacio al ser instancias naturales de experimentación e interdisciplina.

Se debe considerar el impacto positivo en la matrícula de postgrado (magíster y doctorado), cursos de diplomado, postítulo y cursos de extensión que puede tener un edificio en un barrio icónico de la capital. Las salas de taller y de seminarios deben acoger a profesores visitantes, clases magistrales y ponencias que se pueden coordinar con programas de postgrado y diplomado. A nivel de pregrado, se proponen actividades transversales de Facultad como lo son los Talleres Interdisciplinares o cursos CFG dictados para estudiantes de la Universidad de Chile, de manera de convocar desde las Artes a la comunidad de estudiantes de toda la Universidad.

Actividades Transversales de Dirección

Con el fin de acoger en un lugar central e integrador de diversas actividades planificación y discusión que realiza la Facultad de Artes, se propone utilizar salas de reuniones y conferencias para instancias como el Consejo de Facultad, reunión de Consejos de Investigación, Creación y Extensión, Consejos de Escuelas y otras instancias transversales de la Facultad de Artes. Creemos que reunir a las autoridades y representantes en un espacio de convergencia es un gesto importante para ayudar y potenciar la integración de la Facultad de Artes en todas sus dimensiones.

II. Proponemos un estudio acabado de la realidad presupuestaria y administrativa de la Facultad de Artes, con el objeto de subsanar las carencias actuales, que tienen que ver básicamente con:

  • Déficit estructural de masas críticas de los Departamentos Académicos.
  • Estudio acabado de costos de las carreras de la Facultad de Artes en relación a los aranceles actuales.
  • Falencia estructural de recursos para equipamiento y mantención de los mismos.
  • Revisión del ítem AIN (Actividades de Interés Nacional) y su uso actual en la Universidad de Chile, como fuente natural de posible financiamiento de la Facultad de Artes.
  • Estudio acerca de la pertinencia de que el ISUCH sea un colegio privado al interior de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile.
  • Regularización de la adscripción a carreras académicas
  • Propiciar el incentivo al retiro como medida correctiva

III. Proponemos generar un proyecto que integre nuestros quehaceres y que al mismo tiempo incorpore variables que hoy no podemos incorporar como lo son los espacios de recreación estudiantil y funcionario y la situación geográfica de, al menos los departamentos académicos, en una sola sede. Esto implica, al menos los siguientes pasos:

  • Encontrar un terreno que pueda albergar a la Facultad de Artes.
  • Generar un diseño de Proyecto arquitectónico, para lo cual se puede utilizar como insumo el anteproyecto arquitectónico realizado durante la Rectoría del Prof. Víctor Pérez en 2014/15.
  • Comprometer el financiamiento adecuado a los costos que involucra dicho proyecto.
  • Generar mecanismos y protocolos para una etapa de transición que permita un funcionamiento normal de la Facultad de Artes mientras se ejecutan las obras de la nueva Facultad.
  • Generar un proyecto de largo alcance para la generación de un nuevo MAC acorde con las necesidades que requiere un museo de estas características con el consecuente estudio de los inmuebles en uso actualmente en Parque Forestal y Quinta Normal.

Propuesta de etapa de transición

Durante una etapa de transición, proponemos que la Facultad de Artes pueda seguir utilizando los espacios actuales, de manera de poder cumplir con los estándares mínimos de docencia, investigación, creación artística, extensión, gestión y administración mandatados por nuestro PDI y la Universidad de Chile. Al mismo tiempo, tener acceso a fondos de arreglos menores, de manera de dar curso a mejoras en nuestras actuales sedes.

Prof. Luis Orlandini Robert
Decano
Facultad de Artes
30 de Octubre de 2018

Compartir:
http://uchile.cl/a148852
Copiar