• Portada
  • U. de Chile
  • Contacto
  • Webmail
  • U-Cursos
  • Personas
  • Sitios web (A-Z)
  • RSS

Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Artes

Revista N°22 "Arte en la Chile":

Patrimonio y memoria: La historia tras la colección del MAC

Fotografía: gentileza  Archivo MAC  de la Unidad de Conservación y Documentación del museo.

Fotografía: gentileza "Archivo MAC" de la Unidad de Conservación y Documentación del museo.

Fotografía: gentileza de Varinia Brodsky.

Fotografía: gentileza de Varinia Brodsky.

Fotografía: gentileza  Archivo MAC  de la Unidad de Conservación y Documentación del museo.

Fotografía: gentileza "Archivo MAC" de la Unidad de Conservación y Documentación del museo.

Fotografía: gentileza de Gonzalo Arqueros.

Fotografía: gentileza de Gonzalo Arqueros.

A través de una gran muestra que ocupa casi la totalidad de la sede Parque Forestal y una parte de la sede Quinta Normal, el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) expone una selección de obras de su colección y, con ello, la relación que ésta ha tenido con los hitos sociales, políticos y culturales que han marcado al país. La exposición es resultado de una exhaustiva investigación que permitió dar forma al primer Catálogo Razonado del MAC, que reúne la historia tras sus piezas y archivos más relevantes.

Obras exhibidas en la muestra con que el MAC abrió sus puertas en 1947, en la Exposición de Solidaridad con el pueblo de Chile, en Salones de Estudiantes de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile y en Bienales americanas de grabado, son sólo algunas de las piezas que se exhiben en la muestra Colección MAC: Una suma de actualidades que hasta el 29 de enero se presenta en ambas sedes del museo.

La exposición reúne cerca de 200 obras pertenecientes a la Colección MAC que forman parte del primer Catálogo Razonado del museo, proyecto que significó no sólo la sistematización, catalogación y registro de una parte importante de las piezas y archivos que allí se resguardan, sino también una exhaustiva investigación sobre la historia tras cada una de las alrededor de 250 obras que se seleccionaron para ese proyecto.

“La investigación supuso el reconocimiento de lo que cada pieza es tanto en la historia del arte contemporáneo como en la de las prácticas implicadas; volver a leer e interrogar las obras para dar cuenta de cómo cada una está constituida, sus antecedentes de producción y circulación, así como de su incorporación e historia en el museo que, es importante recalcarlo, es un museo de arte público, universitario”, explica Gonzalo Arqueros, académico del Depto. de Teoría de las Artes y miembro del equipo de investigación del proyecto Catálogo Razonado.

La reconstrucción de una historia

Alrededor de 3 mil piezas conforman la Colección MAC, “las que constituyen una referencia ineludible para nuestra historia del arte”, dice Francisco Brugnoli, director del museo y quien desde los inicios de su gestión definió “como línea relevante de su programa la puesta en valor de la colección, la que permaneció guardada en condiciones deficitarias desde el terremoto de 1985”, cuenta.

De allí que impulsara una serie de proyectos que desde distintas aristas perseguían ese objetivo. Sin embargo, ninguno pudo “dar cuenta pública del acervo de una memoria que representa la construcción del imaginario nacional en la mirada de nuestros artistas y el aporte de figuras internacionales en plenitud y profundidad, como lo es la actual ocasión de presentar una amplia selección de obras en un volumen rigurosamente preparado”, añade en referencia al Catálogo Razonado, iniciativa inédita en la historia del MAC.

Con apoyo de Fondart y de la Corporación de Amigos del MAC, la investigación se inició en 2012 con la meta de registrar, sistematizar y documentar más de 250 obras. “Existían inventarios y proyectos que habían hecho una suerte de catalogación, pero no incorporaban críticamente un elemento fundamental presente en esta ocasión: el archivo del MAC”, cuenta Arqueros sobre ese material con el que trabajaron y que incluso contenía documentación producida por el Instituto de Extensión de Artes Plásticas de la U. de Chile.

“Tenemos valiosísimos documentos que dan cuenta de una historia no revelada”, dice Pamela Navarro, coordinadora de la Unidad de Conservación y Documentación del MAC, agregando que muchas obras de la colección, así como documentos del archivo, dan cuenta de la importancia que en el ámbito cultural tuvo la U. de Chile entre la década del 40 y principios de los 70. “A mi parecer, el MAC se descubrió. Y eso que aún no hemos investigado ni el 10 por ciento de su colección ni sus documentos”, añade.

El catálogo razonado

Cerca de 250 obras ingresadas a la colección del MAC entre los años 1947 y 1990 fueron seleccionadas para este Catálogo, las que fueron escogidas de acuerdo a dos criterios principales: importancia formal e importancia histórica. Además, “seleccionadas por un grupo de destacados investigadores y fichadas por especialistas nacionales o extranjeros, según sea el caso”, añade Brugnoli.

La investigación se inició una vez sistematizado el archivo y fue desarrollada por un equipo formado por Gonzalo Arqueros, Amalia Cross, Claudio Guerrero y Matías Allende, contando, además, con la colaboración de Francisco González en la restauración y Federico Brega desde el Archivo MAC. “Hay obras que recién ahora sabemos cómo llegaron a la colección”, señala Arqueros sobre esa labor que implicó indagar en cada pieza seleccionada. “El material fundamental para ese trabajo estaba en el archivo del MAC, pero como en toda investigación compleja, tuvimos que buscar en otros archivos y bibliotecas”, agrega.

De ese modo, descubrieron que datos sobre una diversidad de obras que hasta hoy se daban por ciertos eran erróneos, de allí que el Catálogo confirme muchas cosas, pero también consigne precisiones y correcciones de autorías, fechas y lugares de producción. “Son cuestiones importantes porque debieran incidir en la construcción y revisión crítica de relatos históricos”, explica Arqueros, agregando que el objetivo ha sido “contribuir produciendo una perspectiva analítica y documental que haga posible a los investigadores ajustar las lecturas y análisis respecto de la historiografía del arte chileno contemporáneo”.

Así, con la colaboración de estudiantes pasantes, integrantes de cursos y seminarios de pre y postgrado, tesistas y académicos de la Facultad de Artes y de otras unidades de la U. de Chile en el proceso de selección e investigación de las obras, así como de investigadores e historiadores del arte latinoamericano como Silvia Dolinko, Roberto Amigo, Ticio Escobar y Ricardo Kusunoki en la redacción de los textos que acompañan cada pieza, se configuró el Catálogo Razonado MAC.

Proyecciones

La investigación permitió que el MAC pudiese ponerse al día “con una de las tareas básicas de todo museo, que refiere a saber qué tenemos, dónde lo tenemos y cómo está; e implementar una sistematización de dicha información, tanto del acervo de obras como de nuestro archivo histórico”, señala Navarro sobre el trabajo que implicó la realización del Catálogo que hoy les permite, además, difundir la información recopilada.

“Estamos más que convencidos de la importancia de este nuevo y trascendente paso, de poner en disponibilidad pública un acervo que guardamos en nombre de nuestra sociedad”, señala Brugnoli. Y agrega: “En primer lugar por este sentido de guardadores que el Estado nos ha conferido, pero además por el significado que esto tiene en cuanto material fundamental de estudio para especialistas e interesados en general, que así pueden tener acceso a obras y archivos, muchos a la vista por primera vez”.

De hecho, “es probable que haya obras que no se han expuesto nunca”, añade Arqueros en referencia a Colección MAC: Una suma de actualidades, muestra que se realiza gracias a la alianza del museo con Fundación Itaú. Al respecto, Navarro agrega que la misión del MAC es “enseñar el patrimonio que resguardamos, el testimonio que son las obras que nuestro acervo posee y posibilitar al espectador la oportunidad de reconocerse a sí mismo en él”.

Para ella, éste es sólo el comienzo del trabajo que se viene, “sólo una muestra de lo que se puede realizar” y que incluye, a partir de ahora, la designación de un espacio permanente para la exhibición de su acervo patrimonial. “Nuestra vasta colección permite al MAC ser un agente activo de generación y transmisión de conocimiento, lo que está en línea con su carácter universitario, y además de vinculación con el medio, al dialogar y dar cabida a lo que sucede hoy en las artes visuales”, concluye Navarro.

Texto: Isis Díaz López / Periodista Facultad de Artes

Viernes 6 de noviembre de 2015

Compartir:
http://uchile.cl/a116928
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: