• Portada
  • U. de Chile
  • Contacto
  • Webmail
  • U-Cursos
  • Personas
  • Sitios web (A-Z)
  • RSS

Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Departamento de Artes Visuales

Como reconocimiento a su carrera:

Académica Verónica Rojas recibe Premio Internacional Canaletto

Una medalla de bronce es el máximo reconocimiento que entrega el Premio Canaletto a los artistas contemporáneos destacados y que recayó en la profesora del DAV, Verónica Rojas.

Una medalla de bronce es el máximo reconocimiento que entrega el Premio Canaletto a los artistas contemporáneos destacados y que recayó en la profesora del DAV, Verónica Rojas.

 Busto de mujer , es el grabado de Verónica Rojas con el que obtuvo una aparición en el  The Best Modern and Contemporary Artists 2015

"Busto de mujer", es el grabado de Verónica Rojas con el que obtuvo una aparición en el "The Best Modern and Contemporary Artists 2015"

 The Best Modern and Contemporary Artists 2015 , es el libro que se presentó en Edimburgo en donde aparece la obra de la profesora Rojas junto a artistas como Picasso y Modigliani, entre otros.

"The Best Modern and Contemporary Artists 2015", es el libro que se presentó en Edimburgo en donde aparece la obra de la profesora Rojas junto a artistas como Picasso y Modigliani, entre otros.

Reconocimiento a  The Best  con el que también fue premiada la académica del DAV gracias a su grabado de metal en aguafuerte.

Reconocimiento a "The Best" con el que también fue premiada la académica del DAV gracias a su grabado de metal en aguafuerte.

 Bosque  grabado de Verónica Rojas con el que obtuvo el Premio Internacional Canaletto 2016.

"Bosque" grabado de Verónica Rojas con el que obtuvo el Premio Internacional Canaletto 2016.

Verónica Rojas y sus cuatro grabados con los que participó de la Feria Internacional Artexpo Nueva York 2015.

Verónica Rojas y sus cuatro grabados con los que participó de la Feria Internacional Artexpo Nueva York 2015.

Asignado anualmente a los artistas destacados por su mérito artístico, el "Premio Canaletto", otorgado por los curadores internacionales Francesco Saverio Russo y Salvatore Russo, recayó en la artista, grabadora y académica del Departamento de Artes Visuales, Verónica Rojas Ledermann, por sus grabados en metal.

“Esto es la coronación de un trabajo ininterrumpido. Desde que ingreso como estudiante a la Universidad de Chile en 1974, mi trabajo de creación en el Grabado es constante. Por lo tanto, el que hoy mi obra esté incorporada al arte contemporáneo destacado del planeta, significa la coronación de un esfuerzo tremendo de creación, de investigación, de extensión y de docencia”, fueron las palabras de la profesora Verónica Rojas, luego de ser reconocida con el Premio Canaletto, que anualmente los curadores internacionales Francesco Saverio Russo y Salvatore Russo, entregan a artistas de todo el mundo por su mérito artístico.

Luego de presentar cuatro piezas, cada una compuesta de bronce/cobre, grabadas y caladas al aguafuerte, en la Feria Internacional Artexpo Nueva York 2015, la artista fue contactada desde Roma, Italia, para recibir uno de los reconocimientos más importantes en su trayectoria en las artes visuales.

Es precisamente con la obra “Busto de Mujer”, que la académica del Departamento de Artes Visuales de la Universidad de Chile, se convirtió en la única chilena acreedora de este reconocimiento, consistente en la inserción de su trabajo en The Best Modern and Contemporary Artists 2015, libropresentado en Edimburgo.

“En esta publicación mi nombre está junto a Mondrían, Rothko, Picasso, Cezanne, Modigliani, Warhol, Chagall, Miro, Hopper, Pollock, Lichtenstein, Dali, Saner, Giacobbe, Mangone, etc.,lo que verdaderamente es un reconocimiento a mi creación gráfica, que ha sido constante”, expresó la artista.

Este premios de arte, uno de los más prestigiosos otorgados en el corazón de Mira, localidad de Venecia, Italia, se hizo extensivo a la obra “Bosque”, también de la profesora Rojas, convirtiéndose en la única chilena acreedora de este reconocimiento, consistente en una medalla de bronce, además de la aparición en el catálogo realizado para la Biennale Riviera del Brenta y la inserción en Art International Contemporary Magazine 2016.

Luego de recibir tan importantes reconocimientos ¿Cree usted que afuera valoran más el trabajo de los artistas chilenos?

Si, por supuesto que en el extranjero se invierte en cultura. En este país poco invierten en el Arte del Grabado y excepcionalmente existen algunos que le asignan valor al oficio y creatividad del Grabado, y que realmente lo distinguen y aprecian y, lo quieren ‘tener’. Históricamente mi obra concursa fuera de Chile, en distintas exposiciones colectivas, y por eso me he preocupado que mis alumnos exhiban sus trabajos tanto en Chile como en el extranjero.

Mi desafío por mandar obras de mis estudiantes al extranjero, me brinda la satisfacción durante 2016, que siete artistas visuales de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, alumnos míos históricos y del presente, hayamos sido seleccionados para exponer en Tokyo y Bulgaria en “The 1stTKO International Miniprint Exhibition 2016 Tokyo-Kyoto-Osaka”,  y en la decimoquinta versión de “World Art Print Annual Mini Print 2016” que se realiza en la Galería Lessedra en Bulgaria.

¿Qué es lo que tienen sus grabados que gustan tanto en el extranjero?

A la matriz metálica, modelada al ácido y a la hendidura, le es suspendida su capacidad reproductiva y el proceso de grabado no tiene como objetivo la impresión de ejemplares en papel. Fundamentalmente trabajo el metal y la matriz expresiva, con contenido, conocimiento y trabajo, es decir, muchos días y noches ininterrumpidas de metales en el ácido, bajo control.

Soy una admiradora del Grabado Verde de  María Angélica Mirauda, y de su competencia. Ella formada en la Universidad de Chile y académica en la Finis Terrae, ha investigado y creado grandes obras mediante el grabado verde, cuya vertiente compromete al artista a la hora de preservar el medio ambiente y le ofrece otro medio de percepción visual y lenguaje.Sin embargo, me reconozco absolutamente parte del trabajo bestial y delicado que significa ‘calibrar’ en el tiempo, abismos, riesgos y límites, con barnices, pinceles, ácido nítrico, cubetas, metales: bronce, cobre y fierro.

¿Y por qué le gusta trabajar precisamente esos tres metales?

Aunque el bronce es más duro que el cobre, tiene una nobleza de colorido que me gusta, y en combinación con el cobre que es más blando, calados ambos, producen una composición de tonalidades interesante por sus brillos y asperezas -efecto del grabado- de resultados exquisitos y nobles para mí. Y, el fierro es muy bello, pero se oxida con facilidad, aunque se encuentre muy bien embalado.

¿Qué representa el grabado con el que usted fue premiada?

Busto de Mujer, es fortaleza y convicción. Su imaginario da cuenta del trabajo grabado y significación. El espectador va descubriendo a través del calado, el espacio y su sombra. El ojo traspasa el metal y más allá ve el metal de atrás, con sus cambios.

Grabando se materializa la idea y, finalmente te sorprendes. Una rotura distinta te permite flexibilizar y hacer algo con eso. Es decir, en el metal  puedo desestabilizar el marco y desafiar con horas de ácido mi dialogo con la creación, para derribar una zona de existencia de metal y convertirla en piel y humanizarla, como en este grabado (Busto de Mujer), una plancha que me parece magistral. Porque me involucro. Y en esa obra hay personajes que son presencias, son compañías, existo en la obra. Afortunadamente soy cómplice de las grandes interrogantes de ¿Hacia dónde va todo lo que estoy haciendo? O de ¿Qué voy a hacer con esto? Esas preguntas hacen más fuerte la necesidad de continuar creando y estoy bien impresionada de que mi nombre esté en un libro que se lanzó en Edimburgo. Soy  “The Best” ¡Oh, la mejor! Con arte prendí a limar, a calar, a sacar hasta la última brizna de barniz del metal. Por eso yo no regalo mi grabado. Es un gran trabajo y amo mi trabajo.

Parte de su trabajo es la docencia ¿Cómo la ejerce y que significa para usted esta labor?

Soy crítica. Se destaca en mi Taller el trabajo con los materiales tradicionales del Grabado, pero comentando el valor simbólico que éstos adquieren, al ser recuperados y replanteados ciertos aspectos  del procedimiento de corrosión del metal –en analogía a las antiguas artes alquímicas- como procesos y productos que detentan legitimidad estética, en el marco del arte contemporáneo.

Por otro lado, un Taller de Grabado en la actualidad no puede desentenderse del fenómeno de la globalización, ni de las imágenes multiculturales provenientes de referentes ideológicos diversos, desde las estéticas socialistas al ciber-punk, expresionismos varios, hasta la estética visual latinoamericana. Toda esta polifonía visual, debe ser  apropiada  activamente por los estudiantes del Taller, con un criterio básico sobre el fenómeno mediático y los efectos que esto tiene en la producción visual y las proyecciones de una disciplina tradicional en el quehacer artístico de hoy.

También se ha preocupado siempre de que sus estudiantes muestren sus trabajos dentro y fuera de Chile ¿Por qué?

La incorporación de mi obra junto a la de otros artistas visuales y estudiantes de mi Taller, históricamente ha sido mi desafío y preocupación. La participación en exposiciones internacionales y galerías virtuales, permite hacer extensión con la obra plástica ‘física-virtual’, y su divulgación por Internet es importante. En este sentido, en mi calidad de gestora y curadora de la Galería Virtual de estudiantes de la Universidad de Chile, mi participación activa en el Sistema de Servicios de Información y Bibliotecas, SISIB, desde 1998, ha permitido la incorporación de obra gráfica de alto nivel en una galería girtual de alcance mundial, con alto número de visitas por hora. La divulgación que se hace por Internet se materializa en 1998 y las estadísticas de acceso ascienden a más de 100.000 visitas solo en el 2002 y esa muestra gráfica se presentó el 2000 en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) –gracias a una invitación de Francisco Brugnoli- con obra de estudiantes desde 1988 hasta 1996.

Y no es que el estudiante no haya sido participe de la selección de su muestra, sino que además les abro la puerta de mi taller, que siempre la he abierto. Vienen los estudiantes con sus carpetas, hacemos la elección de lo que lo va a representar de la mejor manera. O sea, quiero que quede súper claro. Por un lado trabajo en mi taller, con mi obra, con los metales, imprimiendo, etc. Pero también quiero que los estudiantes participen con su obra, quiero que se vinculen fuera de Chile con sus grabados. Hay varios, y hoy día son más, que quieren y que pueden participar, y también están los que no pueden, pero quieren abrirse un espacio. Y no es que yo esté ganando nada más que la satisfacción de vincular a mi gente con el mundo de afuera, aunque no estén los recursos para ello. Me encanta que haya gente vieja y joven toda mezclada. Una manera de ver el mundo, con otra manera de ver el mundo. Es decir, la variedad, la expresividad, la honestidad, el respeto hacia cada uno. Eso es lo que quiero y en eso estoy.

¿Qué significa para usted su taller?

Mi taller es mi biografía. Ahí hago clases, enseño el Grabado y la Impresión. Es mi espacio de trabajo y reflexión, de diversidad de pensamiento. Para mí mi taller es un lugar al que no entra cualquier persona.

¿Quién ha entrado a su taller?

He compartido este espacio con artistas visuales como Lorena Vargas, Alejandra Urdangarin, Pablo Llao, Hiromi Delano, Angelica Peric, María Antonia Sanchez, Roxana Alvarado, y tantos otros. En el contexto del mundo contemporáneo, mi taller con metales y papeles se constituye en Arte para el que lo quiere aprender. Por ejemplo Mei-li Hauyon, Calígrafa, hija de Chali Hauyon, chino y calígrafo que crea la Sociedad de Calígrafos de Chile con licencia inglesa. Él enseñó a caligrafiar a sus dos hijos a la edad de 8 años. A Mei-li, maestra del papel y la pluma, le he solicitado caligrafiar libros de mi autoría, libros con los dibujos de mis hijos Martin y Vicente por ejemplo, Libros con Cartas cuando cumplí 40 años. 

Igora Martínez, periodista del Departamento de Artes Visuales
Fotografías: Cortesía de la artista.

Jueves 23 de junio de 2016

Compartir:
http://uchile.cl/a122952
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: