• Portada
  • U. de Chile
  • Contacto
  • Webmail
  • U-Cursos
  • Personas
  • Sitios web (A-Z)
  • RSS

Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Facultad de Artes

Estudiante del DAV:

Yordan Quiroz: "Hacer perfomance en Chile no es complicado, pero conlleva prejuicios"

Yordan Quiroz, se ha dedicado a la performance desde hace ya un par de años, presentando sus obras en Espacio O y en Matucana 100, entre otros. Fotografía de la obra Andrew (2017)

Yordan Quiroz, se ha dedicado a la performance desde hace ya un par de años, presentando sus obras en "Espacio O" y en "Matucana 100", entre otros. Fotografía de la obra "Andrew" (2017)

Obra Ella  (2014).

Obra "Ella" (2014).

Mëhill (2015).

"Mëhill" (2015).

Fasís (2015).

"Fasís" (2015).

Cornillitos (2017).

"Cornillitos" (2017).

Enlaces relacionados
Obra "La guerra y la paz".
Obra "LA LEÇON DE ROME".

El tesista de quinto año de la carrera de artes pláticas del Departamento de Artes Visuales de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile, Yordan Quiroz, se ha dedicado a la performance desde hace ya un par de años, presentando sus obras en "Espacio O" y en "Matucana 100", entre otros. Por ese motivo conversamos con el artista para conocer más de su trabajo, en un área que para él carga con muchos prejuicios.

El pasado 14 de junio de 2018, el artista perfomático y egresado del DAV en proceso de titulación, Yordan Quiroz, presentó su obra Saturday Morning Cartons, en el marco de la inauguración de la exposición Mójense las Orejas de Nathanaël Ruiz de Infante y Ángela Jiménez, que tuvo lugar en el Espacio O.

Para este acto performático, Yordan Quiroz da vida a un personaje hundido en la incertidumbre de enfrentarse a la realidad, que intenta resolver la encrucijada de insertarse dentro del sistema o perderse en el camino. “Tomé un personaje literario como lo es El Quijote y le adosé elementos recurrentes de algunas obras propias (vestimenta estrafalaria, maquillaje, artefactos de desecho intervenidos), para luego realizar un desquicio, forma en la que llamo al acto poético de corte automatista”, contó el artista.

Inspirado en la recurrencia con que los egresados exponen sus trabajos hechos en la universidad hasta agotar dichas obras -como para él lo sería una serie animada de fin de semana que tiene la fórmula y finalidad de generar mercadotecnia, por lo que es emitida en reiteradas ocasiones-, Quiroz se esfuerza para que sus personajes sean verosímiles, invirtiendo mucho tiempo en la creación y desarrollo de éstos.

Tal como lo realizado en las obras La Leçon de Rome y La Guerra y La Paz, un disco doble online hecho en conjunto con la Galería Sonora, en la que encarna a un cantante principal. “La invitación a participar de esta iniciativa surgió hace dos años, cuando estaba creando canciones para una suerte de performance grupal con otros compañeros del Taller del profesor Arturo Cariceo, que siempre se caracterizó por brindar apoyo a todos los proyectos artísticos que ahí se realizaban, pudiendo así sostener mis inquietudes. Ese fue mi año delirante, donde mis exploraciones artísticas y tropiezos de la realidad estaban coordinadas”, indicó el egresado.

Así fue que, tomando en cuenta todo el proceso que Quiroz venía desarrollando, el profesor Cariceo le plantea el desafío de hacer performances sonoras, adquiriendo además el rol de letrista en las obras La Leçon de Rome / La Guerra y La Paz.

“Fue un trabajo arduo y coordinado en donde canto performativamente en arte sonoro actual, sin ignorar la historia del uso del sonido fuera de lo disciplinar. Participo no sólo en los dos discos que componen esta obra, realizada con micropiezas sonoras, sino que también lo hago en collages digitales donde aparezco con mis personajes en escenas de la serie Neon Genesis Evangelion”, explicó Quiroz.

Así, los dos discos La Leçon de Rome / La Guerra y La Paz -que no tienen nada que ver en uno con el otro-, se relacionan con el arte sonoro sin parecerlo, algo que el mismo performista aclara: “los discos no se ligan a lo que llaman paisajes sonoros, pretenciosos y totalmente desconectados con el siglo que vivimos. Estos trabajos en cambio, son evidentemente pop y producidos en altos estándares, por lo tanto son obras que no se desean fetichizables, ni buscan la satisfacción de fanáticos y artistas. Ese objetivo fue lo que me llevó a participar de esto”.

De esta forma, en la obra sonora en línea Yordan Quiroz desarrolló el contenido de las letras, de los títulos y su interpretación, centrándose en su fanatismo por la serie Neon Genesis Evangelion, a través de lo cual además establece conexiones con otros objetivos en el desarrollo del disco, como son los guetos sociales, “propios de una nación marcada por la importancia de las apariencias o de alcanzar un status, cualquiera sea el sector del que se proceda”, manifestó.

¿Qué te motivó a basarte en los guetos sociales para desarrollar las letras del disco?

Por una parte hay claves relacionadas con el anime Evangelion, evidentes en los títulos realizados a medias con el profesor Cariceo. En el proceso, apareció el asunto de cómo nos comunicamos a diario, donde no existe una forma neutral de expresarse. Me refiero a que hablamos de cómo seguimos generando brechas entre nosotros mismos cuando nos expresamos verbalmente. Brechas generadas no solo por las diferencia de clases sociales, sino que dentro de éstas mismas se presentan fragmentaciones, ya sea por el contexto en el que nos encontramos insertos e incluso se dan como forma de aparentar un estatus dentro de los mismos grupos. Para mi estos son actos violentos que además sirven para perpetuar conductas dominantes por sobre los otros.

¿Por lo general cuál o cuáles han sido las ideas que has buscado plasmar en tus performances?

La base de mi trabajo artístico radica en la creación de personajes/retratos, los que son insertados en una situación determinada con la finalidad de generar tensión. Para ello me nutro de elementos propios de la cultura de masas o cultura basura, en especial de corte oriental como series animadas, mangas, etc., pero sin desconocer que en su conformación se encuentra presente el resumen de todas las vanguardias artísticas en su máxima expresión, en este caso al servicio de la industria. Muchos de estos trabajos son de corte crítico, pero administrados de forma tal que no sea de fácil lectura en su superficie. La parodia, la paradoja y la exageración son algunos de los recursos que pongo a mi disposición. 

¿Qué es para ti la performance?

Para mí la performance es la base de toda representación. Es donde el cuerpo del artista adquiere un protagonismo más allá de la idea de soporte o materialidad de uno o muchos temas. El cuerpo performático, por tanto, debe ser capaz de contener todo tipo de desplazamientos surgidos desde todas las prácticas artísticas.

¿Cómo fue surgiendo tu interés por la performance?

Mi interés fue surgiendo de forma paulatina, incluso mucho antes de ingresar a la carrera de Artes Visuales, ya tenía la intención de realizar obras utilizando mi propio cuerpo como medio. Fue durante mi proceso como estudiante en el DAV que estas ideas adquirieron fuerza, materializándose en un principio en pequeños actos, como el de realizar votos de silencio o cambiar de apariencia; para luego aprovechar las instancias que se me iban dando, de manera casual o no, en el camino, como por ejemplo, al realizar una intervención en propaganda televisiva.

¿Por qué te has orientado al trabajo artístico performático?

No solo porque es lo que me gusta, sería ingenuo remitir la respuesta a esa arista. También sería bastante insensato pretender cándidamente decir que opté por ese camino como forma de revolucionar el medio. Para nada. Sería ignorar la historia del arte contemporáneo. Simplemente considero que me entrega las herramientas suficientes para poder realizar mis propias propuestas y, de esta forma, ir construyendo un discurso artístico, léase, abordar los problemas recurrentes del arte desde mi perspectiva, sin arrepentimientos ni limitaciones.

¿Cómo ha sido el camino para desarrollar dicho trabajo?

Ha sido un camino de altos y bajos y del que no me arrepiento de haber optado. Cada paso, salto, cada caída, ha sido un aprendizaje. Pareciera que han sido más años de los que llevo trabajando, puesto que mi entrega y compromiso siempre han sido completas. Las cosas no deben hacerse a la ligera y si bien el proceso es importante, no debemos conformarnos solo con eso, si el resultado conseguido es deficiente. Solo de uno depende. Desde el momento en que decides convertirte en artista, el desarrollo de nuestro trabajo artístico, cualquiera sea la práctica por la que optemos, debe ser profesional.

¿Cómo es hacer performance en Chile?

Hacer performance en Chile no es algo demasiado complicado. Los tiempos actuales permiten la coexistencia de toda práctica. El asunto va más bien por el valor adquirido que posee. Aún existe una suerte de prejuicio, al calificarla como un acto sin sentido, facilista o como el lugar donde están los que no poseen habilidades manuales, ni destrezas artísticas. Eso es culpa de nosotros, los propios artistas, quienes en la búsqueda de la aprobación del medio, se tienden a ir al recurso fácil, a la reproducción del estereotipo. No es de extrañar entonces que tanto la performance institucional como la aparentemente más under, incluso la que es realizada sin una intención/conocimiento artístico (flashmobs), se siga leyendo bajo códigos estereotipados, aun cuando los temas que abordan sean complejos.

¿De qué forma ha influido la educación recibida en el DAV para tu desarrollo artístico?

El paso por el Departamento de Artes Visuales me permitió poner en práctica la forma de cómo abordar mi trabajo artístico. En este aspecto tuvo especial importancia mi paso por los talleres a cargo del profesor Arturo Cariceo, cuyas clases enfocadas en el trabajo autodisciplinado y en sintonía con la práctica artística en el mundo real, sin dejar de lado su política de integración, contribuyeron a que pudiese derribar prejuicios a la hora de desarrollar mi propio método de ejecución, profundizando en la historia del arte y, por sobre todo, dejando de lado ciertas ingenuidades propias de alguien que recién comienza a enfrentarse al mundo del arte. 

¿Qué planes de desarrollo artísticos tienes para el futuro?

Actualmente estoy enfocado en el presente, en trabajar y mejorar la calidad de mis obras. Pero mi principal objetivo es seguir profundizando en mis estudios artísticos. Aun así he evaluado en un futuro no muy lejano tener mi propio lugar de exposiciones en la comuna de El Bosque, lugar del que provengo.

Igora Martínez, periodista del Departamento de Artes Visuales
Fotografías: Cortesía del artista.

Lunes 6 de agosto de 2018

Compartir:
http://uchile.cl/a145744
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: